[caption id="attachment_486" align="alignright" width="375"] Estilo industrial
Foto: decoesfera[/caption]

¿Tienes una casa vieja y quieres remodelarla sin gastar mucho tiempo y dinero? El estilo industrial puede ser lo que estás buscando. Aquí te dejamos algunos tips de cómo lograr un estilo industrial para tu hogar.

El estilo industrial nace en la ciudad de Nueva York en los años 50 a partir de la reutilización de fábricas y almacenes como departamentos estilo tipo loft. Una de sus principales características es dejar al desnudo la estructura de la construcción haciéndolo parecer lo más natural posible. Se trata principalmente de dejar al descubierto las paredes, tuberías y columnas que den ese toque industrial.

Cómo lograr un estilo industrial

Una de las ventajas de optar por un estilo industrial es que no tienes que preocuparte si alguna pared no está enyesada o pintada. Se debe mostrar el material del cual están hechas sin pretensiones, por ejemplo, dejando al descubierto los ladrillos. Lo mismo pasa con el resto de la estructura como tuberías o vigas, no será necesario ocultarlas, ya que serán lo que le den este toque industrial.

Otro de los materiales que deben estar presentes es la madera. Como se busca que sea lo más natural posible no se tratará de ninguna forma. Puedes comprar muebles vintage o de segunda mano que parezcan desgastados y contengan otros materiales como hierro.

También puedes pensar en colocar un parquet con un acabado más natural o un color oscuro que haga del espacio una estancia más elegante. Y aunque este estilo fue pensado para utilizarse en lofts, también es aplicable en casas que quieran conseguir un espacio diáfano y que nunca pase de moda.

Otro de los elementos característicos de este estilo son las ventanas grandes que dejen pasar mucha luz y las lámparas grandes que simulen como si estuvieras en una fábrica.

En cuanto a qué colores utilizar se encuentran los colores neutros como el blanco, gris y negro, sobre todo este último es ideal para resaltar y contrastar muchos elementos hechos de madera. Debes jugar con las diferentes texturas que te aportan las paredes desnudas, la madera natural, los muebles vintage de cuero y metal, y un suelo que resalte al entrar a casa.