Para inaugurar el nuevo blog de Mundoparquet, reeditamos una entrada que hicimos sobre la calidad del parquet.

Si tiene instalado un suelo laminado y quiere saber si debe tener más o menos cuidado o quiere ponerse uno y tiene dudas sobre cuál elegir, siga leyendo y esperamos poder ayudarle con esta información imprescindible para poder convivir toda su vida con un suelo ideal.

Muchos suelos laminados de diferentes marcas tienen las mismas características excepto el papel decorativo pero ¿realmente tienen la misma calidad?

Empezaremos por el corazón del suelo laminado, el tablero de fibras prensadas. La mayoría de fabricantes usan las fibras de alta densidad (HDF), pero hay algunos que aún usan fibras de media densidad (MDF). Entre fabricantes de HDF ya hay muchas diferencias de calidad, así que, nuestro consejo es que no se instale un parquet con MDF, aunque el precio sea muy bajo, ya que la calidad del parquet disminuye muchísimo y, aún siendo muy cuidadoso, eso puede suponer reparaciones y problemas a no muy largo plazo.

Si no te informan de que tipo de fibras usa el parquet por el cual estás interesado,¡pregúntalo!

 

Marcas reconocidas como Egger, Pergo o Quick-Step sólo utilizan el compuesto HDF.

 

Egger utiliza para sus productos de parquet un compuesto de HDF de la mejor calidad.

 

Un suelo laminado descompuesto en piezas para su fácil asimilación de la composición del parquet.

 

Esto no es todo, una parte muy importante del parquet es la capa superficial overlay que se mide por la calidad de abrasión (AC). Actualmente los tipos más comunes son AC3, AC4 y AC5 pero,

 

¿Todos los suelos AC4 de diferentes marcas son iguales?

 

Primero os explicaremos cómo se decide la categoría a la cual pertenece un parquet.

Para calificarlo se utiliza un test de abrasión dónde una máquina somete el suelo a una serie de frotados con una rueda de papel de lija hasta que el dibujo decorativo desaparece. Un parquet se puede denominar AC4 cuando soporta entre 4.000 y 6.500 vueltas. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo un AC4 que soporta 4.001 vueltas a uno que soporta 6.499 vueltas. Por desgracia, no podemos saber con exactitud las vueltas que soporta cada marca de parquet.

 

¿Se notará la calidad en el precio?

 

En mundoparquet, tenemos un banco de pruebas para someter todos los productos del mercado a las pruebas más exigentes y de esta manera, ofrecemos sólo el suelo de mejor calidad a nuestros clientes.

Pergo, además de la capa superficial overlay, tiene una capa extra para aumentar la resistencia a los golpes en sus suelos laminados.

 

 

Un suelo laminado de la marca pergo descompuesto en piezas para su fácil asimilación de la composición del parquet.

 

 

La capa de contrabalanceo es la última de las partes por la que se compone un parquet laminado, es la que permite el perfecto nivelado del suelo y evita la curvatura del tablero.

Quick-Step, expertos en suelos, incluyen el contrabalanceo convirtiéndose, junto con sus otras características, en líderes en la fabricación de parquet.

 

Un suelo laminado de la marca Quick-Step descompuesto en piezas para su fácil asimilación de la composición del parquet.

 

Otras características interesantes que puede tener el parquet que supera nuestros test de calidad, son las propiedades antiestáticas. En entornos secos, un suelo hecho a base de madera, puede provocar pequeños calambres al producir carga electroestática. Por esto, es importante preguntar por esta característica a la hora de adquirir cualquier tipo de parquet.

El grosor del parquet se tiene en cuenta a la hora de la estabilidad del suelo. A cuanto más grosor, más estable y mejor sensación al andar. Dependiendo del fabricante, un suelo laminado de 7mm puede ofrecer mejor sensación y ser más estable que uno de más densidad.

El sistema de clic del parquet laminado es muy importante. Es la parte más débil del parquet y hay que tener cuidado en que tenga un buen sistema de fijación por clic. Las marcas de parquet Egger, Pergo y Quick-Step tienen sistemas de fijación de clic patentados, probados y muy resistentes.

Actualmente los suelos laminados se clasifican por clases de uso. Estas clases de uso engloban todo el material aunque es un término muy genérico y no hay que fijarse sólo en eso. Las clases de uso van de 31 al 34 siendo la más común y más popular para viviendas comunes la 32.

En conclusión, muchos factores afectan a la hora de elegir un parquet. No hay que fijarse sólo en las calidades de abrasión o en las clases de uso. Esperamos que esta información os haya sido de ayuda y, si queréis ampliarla, aquí os dejamos un link a la wikipedia donde podréis hacerlo.

 

El suelo de vuestra casa tiene que ser bonito, ofrecer el mejor confort y durar mucho tiempo.

 

¡No elijas un parquet cualquiera!