Cuando queremos reformar una habitación la elección del color del suelo es tan importante como saber qué muebles pondremos o el color de las paredes.

El suelo es un elemento que puede hacer que ese espacio tenga un aspecto totalmente diferente dependiendo de su color, textura y  material, así que debemos prestar atención cuando se elija

Por eso aquí te dejamos algunos consejos para elegir el color del parquet dependiendo el estilo que quieras seguir.

Hay algunas reglas que por lo general no cambian en el diseño de interiores. La primordial es que los colores claros aportan amplitud mientras que los oscuros hacen el efecto inverso.

Parquet oscuro

Colocar un parquet oscuro es ideal para aportar elegancia a tu estancia. Este tipo de parquet suele ponerse en lugares de bastante amplitud para crear un ambiente más íntimo.

Puede combinarse con muebles oscuros que seguirán una línea de sensación continua, sin embargo, el color de las paredes debe ser en tonos claros para equilibrar y que la habitación no sea tan oscura.

Otra opción es ponerlo con muebles blancos.Este tipo de combinación suele triunfar ya que el contraste que genera es muy marcado y llama la atención.

Si en el lugar que estás pensando entra bastante luz natural este parquet es para ti. Puedes aportar alguna alfombra de colores claros para suavizar la tonalidad oscura de tu piso y tendrás un lugar  bien iluminado, pero con bastante personalidad.

Ten en cuenta tanto los suelos oscuros como los claro son más difíciles de mantener limpios, por eso, se recomienda no colocar este tipo de suelos cerca de lugares con mucha tierra o cerca de jardines; aunque al ser oscuro se notan menos las imperfecciones.

Parquet claro

Un parquet claro, como lo dijimos arriba, te dará más luminosidad y amplitud en la habitación. Es perfecto cuando el espacio que tienes es pequeño y buscas darle esa sensación de lucir más grande además de crear un ambiente más relajado y fresco.

Esta tonalidad de suelo se utiliza en dos de los estilos en tendencia en cuanto a diseño de interiores: el nórdico y el minimalista. En ambos las tonalidades que predominan son claras y el suelo no es la excepción.

Para combinarlo con muebles y paredes tienes la posibilidad de una gama de colores más amplia.

Nunca elijas el color del parquet sin visualizarlo en conjunto con los demás accesorios de la habitación. No es lo mismo ver un parquet en una habitación vacía que combinado con los muebles y el color de las paredes.

Después de estos consejos, piensa en el estilo que quieres dar a tu estancia y escoge tu parquet ideal