Si nunca antes ha oído hablar de las clasificaciones de clases de abrasión del laminado o mejor conocidas por sus siglas en inglés AC (Abrasion Class),¡no te preocupes! Vamos a revisar todo lo que necesita saber sobre las clasificaciones de AC, incluido cómo elegir la mejor clasificación de AC para su habitación o edificio.

Su suelo resiste mucho durante el día: caídas, derrames, muebles y tránsito peatonal de ligero a pesado. Todos los suelos laminados son duraderos y resistentes a muchos tipos de daños, pero algunos suelos están diseñados para ser más resistentes que otros y satisfacer las necesidades específicas de una casa o negocio.

Una forma de determinar si su suelo laminado es lo suficientemente resistente para el uso diario en su espacio, es tomando nota de su clasificación de clase de abrasión.

Si está construyendo una nueva casa o reinstalando suelo en un área existente, debe familiarizarse con las clasificaciones de clases de laminado para tomar la mejor decisión para sus necesidades.  

¿Qué son las clasificaciones de clase de abrasión?

Las clasificaciones de clase de abrasión, también conocidas como clasificaciones de AC, son un sistema de toda la industria para clasificar los suelos laminados según su durabilidad. Los suelos laminados están disponibles en varios estilos, patrones, texturas y colores, independientemente de su clasificación de AC.

Las clasificaciones de AC no están destinadas a distinguir los suelos de mala calidad de los suelos de alta calidad. En cambio, son una manera fácil de clasificar los suelos en diferentes categorías para que pueda hacer una buena inversión para su espacio.

¿Cómo se clasifican los suelos laminados?

La capa superior del suelo laminado se denomina "capa de desgaste". Aquí es donde está la capa protectora que mantiene su suelo libre de humedad y manchas.

Los probadores independientes e imparciales realizan cada prueba de desgaste de clasificación de AC en esta capa y clasifican los suelos laminados en una de cinco categorías.

Durante la prueba, utilizan una variedad de técnicas y métodos para desgastar intencionalmente la capa protectora de la capa de desgaste y ver qué tan resistente y duradera es cada pieza de suelo.

¿Cuáles son las diferentes clasificaciones de AC para suelos laminados?

Las clasificaciones de AC se aplican tanto a suelos residenciales como comerciales. Cada una de las cinco clasificaciones de AC es un 60% más alta que la clasificación anterior . Los cinco tipos de clasificaciones de AC para suelos laminados son: 

  • AC1: El  suelo AC1 es la clase de laminado más ligero para uso residencial moderado. Está diseñado para soportar un tráfico peatonal ligero.
  • AC2: El  suelo AC2 es para uso residencial general. Úselo en habitaciones que tengan niveles moderados de tráfico peatonal.
  • AC3: El  suelo AC3 es el laminado residencial más duradero y la forma más ligera de laminado comercial. Úselo en espacios residenciales con mucho uso diario y espacios comerciales con poco tráfico peatonal.
  • AC4:  AC4 no está diseñado para uso residencial. En su lugar, use este suelo en áreas moderadamente concurridas de su espacio comercial.
  • AC5:  AC5 es el suelo laminado más duradero disponible y resiste las áreas comerciales más concurridas.

Recuerde, solo debe usar una clasificación de AC para determinar el nivel de durabilidad que necesita para su suelo laminado. Este no es un indicador de calidad general o artesanía.

Cómo saber qué clasificación de clase de abrasión es la adecuada para su suelo

Al elegir el suelo laminado adecuado para su hogar o negocio, considera cómo usas el espacio y tu presupuesto.

¿Cómo usas el espacio?

Elige tu clasificación por el tipo de espacio con el que está trabajando y para qué lo usas. Es probable que necesites más de un tipo de suelo laminado para tu hogar, ya que cada pieza está clasificada según el tráfico peatonal.

  • Espacios residenciales:  si estás agregando suelos a tu hogar, considera tu estilo de vida. ¿Cocinas mucho en la cocina? ¿Tus hijos usan la sala de estar para jugar?  Los suelos laminados AC3 son para uso residencial. Aunque en España las personas suelen optar por un AC4.
  • Espacios comerciales:  para los espacios comerciales, analiza qué partes de tu edificio se utilizan con más frecuencia. Por ejemplo, ¿las personas pasan todo el día caminando por el espacio para comprar o mirar exhibiciones, o los invitados se sientan en una sala de espera?  Puedes utilizar AC3, AC4 y AC5 en su espacio comercial. Los suelos AC3 son adecuados para áreas menos utilizadas de su negocio, como armarios o habitaciones de hotel. AC4 es para oficinas, pequeñas tiendas y tiendas especializadas. AC5 es para lugares que ven mucho tráfico peatonal, como suelos de ventas, centros comerciales, edificios públicos y restaurantes.

Considera su presupuesto para colocar tu suelo laminado

Cuanto mayor sea la clasificación de AC, más costoso tiende a ser el suelo, pero ese costo es una inversión a largo plazo. Necesitas el tipo correcto de suelo que se vea bien y dure mucho tiempo sin necesidad de ser reparado o reemplazado. Al elegir el suelo laminado adecuado, obtendrás el máximo valor por tu inversión. Evita instalar un suelo laminado de baja durabilidad en un área con mucho tráfico, o podrías tener que reemplazarlo después de unos años.

Para tomar una decisión rentable, también debes evitar elegir un suelo con una clasificación de AC laminado más alta de la que necesitas. Por ejemplo, no querrás instalar suelos laminados AC4 en una habitación de invitados que apenas se usa.

Ahora que ya sabes cómo distinguir las diferentes clasificación de abrasión de un suelo, puedes elegir correctamente tu próximo suelo laminado.

Si tienes más dudas sobre la elección de tu parquet o suelo laminado puedes consultarnos a través de nuestra página de contacto.


También te puede interesar