Con la compra de parquet se tiene que pensar también con el rodapié. Pero, ¿Por qué es necesario el rodapié? Esta y muchas otras respuestas las podrá leer a continuación.

¿zócalo o rodapié?

 

Primero hablaremos de como se denomina. Aunque muchas veces se utilizan estas dos palabras para definir lo mismo, no son lo mismo.

El término zócalo debería utilitzarse para aquellas bandas horizontales que se colocan en la parte inferior de los muros, ya sean en interior o exterior. Usualmente con más de 10 cm de altura y suelen tener molduras o relieves.

El Rodapié suele tener una altura máxima de 12cm, aunque lo más normal es que sea de 6 a 8cm. Además, usualmente, está realizado con el mismo material que el revestimiento del suelo. Por tanto, si usted pone parquet, el rodapié también será de madera. Se usa en interiores, y suele ser liso con un acabado de canto recto o canto romo (redondeado), aunque este último está quedando en desuso.

Aunque ahora sabemos que no son lo mismo, muchos fabricantes y distribuidores utilizan zócalo y rodapié para referirse a lo mismo. Solo a través del contexto podremos diferenciarlo.

 

 

 

¿Por qué poner un rodapié?

 

Ahora que sabemos diferenciarlos, el uso del rodapié ¿es solo meramente decorativo?

Cómo ya sabréis, cuando sube la temperatura la madera se expande, por tanto, los suelos laminados también. Así que tenemos que dejar unos milímetros de dilatación cuando el parquet llegue a la pared para que se expanda sin problemas. Entonces, ¿cómo evitamos que se vea ese hueco entre el parquet y la pared?

Los rodapiés de madera suelen tener sobre 15mm de ancho, y entre el parquet y la pared se suele dejar entre unos 5mm a 1cm. Suficiente para que el parquet dilata cuando haga calor y se contraiga cuando haga frío sin que se note.

Ahora que sabemos para que sirve el rodapié, solo tenemos que elegir el que más nos guste acuerdo con el suelo laminado elegido. Aunque la moda actual es ponerlo de canto recto, y sobretodo, el lacado blanco, cuando las paredes son blancas, cada persona es diferente. Así que, elige el rodapié que más le guste. La función la hará igual, y quién convivirá con el diseño de la habitación durante muchos años, es usted.

¿Cómo instalamos un rodapié?

 

Sabemos los tipos de rodapiés que hay, sabemos para qué sirven y hemos elegido el diseño que más nos gusta. Pero, ¿y su instalación? Si tiene que hacer la instalación usted mismo, tiene que saber que, ¡es mucho más fácil de lo que parece!

Después de la instalación del parquet, llega la instalación de los rodapiés. Es tan senzillo como poner cola y pegarlo en la pared. También deberíamos de disponer de una herramienta adecuada para cortar los ángulos de los rodapiés. Si no dispone de la herramienta adecuada, no se preocupe. Cualquier carpintero le podrá cortar los rodapiés en los ángulos que usted le indique.

Pero como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos un par de vídeos dónde podréis ver lo fácil que llega a ser instalarlos. En ambos vídeos veréis como además de enseñaros a instalar el rodapié, también os enseñarán a sellar las juntas. El sellado de las juntas no es obligatorio. Pero, sí lo es, si adquieres un suelo laminado resistente al agua superficialmente. Así que aunque no lo vayas a usar, es un buen consejo que nunca viene mal.

 

El primer vídeo viene de la mano de Quick-Step, el mayor frabricante de suelos laminados de Europa.

 

 

Aunque son muy parecidos, nunca viene mal una segunda opinión. Os dejamos otro vídeo de la instalación de rodapiés. Ahora por parte de la marca Pergo, el inventor del suelo laminado, la marca de los profesionales.