El parquet sintético es hoy en día la elección de muchas personas que optan por la madera para la decoración de los suelos de su casa. Elaborado con fibras que imitan perfectamente a la madera natural, el suelo laminado tiene el mismo encanto de la madera, pero es mucho más económico y resistente. 

El mercado ofrece hoy en día la posibilidad de elegir entre una amplia variedad de diseños, dibujos y colores de parquet sintético. Además, este parquet sintético se fabrica, tanto en PVC o mejor conocido como suelos vinílicos, como en laminado de alta presión o mejor conocido como suelos laminados. Éste último se trata de un compuesto que se obtiene por apilamiento de hojas de papel impregnadas con resinas. Por su lado, los suelos de vinilo son recomendados para sitios húmedos como baños o cocina, debido a su gran resistencia a la humedad. 

Mantenimiento parquet sintético

Una de las mayores ventajas de colocar suelo laminado o vinílico es la facilidad para limpiarlo. No tienes que pasarte horas y horas al cuidado de estos suelos. Basta con que una vez a la semana pases la mopa o la rumba para quitar el polvo. También puedes pasar la mopa húmeda pero asegurándote de que no esté muy mojada, ya que a la larga esto puede afectar a tu suelo. 

En el caso de que se derrame cualquier líquido, es necesario limpiarlo rápidamente, con poco agua y sin productos agresivos para el suelo. Tampoco se recomienda darle cera ni vitrificarlo, ya que viene de fábrica perfecto para ser instalado y usado. Todo esto también depende del tipo de parquet. Antes debes asegurarte de la calidad de tu parquet. En Mundoparquet nos aseguramos de que nuestros productos cumplan con la máxima calidad, para ello los sometemos a una serie de pruebas en área de calidad

Jabón especial para limpiar parquet

Parquet, según su instalación y su material

Según el material de que esté hecho, el parquet puede ser:

  • Parquet de madera natural formado por tablillas de madera natural.
  • Parquet sintético o laminado, formado por láminas de fibras de madera prensada, sobre las que se pega una capa decorativa en imitación a la madera.

Según el tipo de instalación, el parquet puede ser:

  • Parquet encolado: sistema tradicional de colocación que se basa en el encolado de todas las tablillas de madera al suelo.
  • Parquet flotante: sistema de tiras de parquet no demasiado gruesas que van directamente sobre el suelo, sin cola. Las diferentes lamas se encajan entre sí mediante ranuras y lengüetas quedando firmemente sujetas, aunque el resultado no se encuentra fijado ni al suelo, ni a las paredes.

Puedes encontrar parquet laminado, vinílico o de madera en nuestra tienda online mundoparquet